Otro Determinante de nuestra salud es el ambiente

MedioAmbiente

En esta sección se incluye todos aquellos asuntos relacionados con la salud que son externos al cuerpo humano y sobre los cuales el individuo tiene poco o ningún control.

10 consejos para cuidar y proteger el medio ambiente

 

  1. Aprovechemos al máximo la luz solar, y conserva más energía.
  2. Ahorra más agua: cierra el grifo cuando te lavas los dientes, no laves el carro con abundante agua.
  3. Desconecta tus aparatos eléctricos cuando no los estés utilizando, esto ayudara a que no consuman ni una cantidad mínima de electricidad.
  4. Elige baterías que se recarguen con energía solar.
  5. Evita lo más que se pueda usar el auto. Viajar en bicicleta o transporte público en vez del auto te volverá una persona más sana y contribuirás a contaminar menos.
  6. Elige bolsas de papel o tela, ya que las regulares de plástico son muy contaminantes ya que toman más tiempo para degradarse.
  7. Planta árboles, ya sea en el jardín, en algún parque o busca sociedades civiles que estén reforestando. Todo esto ayuda a mejorar el aire de la ciudad y a nuestros pulmones.
  8. Los desechos orgánicos pueden ser buen abono, por lo que se podrían enterrar en el suelo para que ayuden a las plantas en vez de tirarlo a la basura.
  9. Usar productos naturales sobre las plantas en vez de pesticidas.
  10. Aprende a segregar la basura.

Cada ciudadano genera en promedio 1 Kg de basura al día, lo que da 365 Kg al año

Reducir 

Cuando hablamos de reducir lo que estamos diciendo es que se debe tratar de reducir o simplificar el consumo de los productos directos, o sea, todo aquello que se compra y se consume, ya que esto tiene una relación directa con los desperdicios, y a la vez con nuestro bolsillo. Por ejemplo, en vez de comprar 6 botellas pequeñas de una bebida, se puede conseguir una o dos grandes, teniendo la misma cantidad de producto pero menos envases, no pedir bolsas en los supermercados a menos que sea necesario, reducir el consumo de papel, etc.

Reutilizar

Al decir reutilizar, nos estamos refiriendo a poder volver a utilizar las cosas, dándole una vida útil a embalajes o materiales que usamos día a día y darles un uso lo más prolongado posible antes de que llegue la hora de deshacernos de ellos definitivamente, disminuyendo así el volumen de la basura y reduciendo el impacto en el medio ambiente. 

Por ejemplo, utilizar la cara limpia de las hojas impresas, el papel usado se puede transformar en pulpa y crear nuevas hojas para escribir, pintar o decorar, darle una nueva vida a los botes de cristal, las cajitas o frascos de PVC, metal o plástico, reutilizar la madera para hacer tus propias estanterías, pintar esa silla vieja, donar libros, aparatos eléctricos, ropa, muebles, etc. 

Reciclar

Ésta es una de las R más populares debido a que el sistema de consumo actual ha preferido usar envases de materiales reciclables (plásticos y bricks, sobre todo), pero no biodegradables. Por tanto se requiere el uso de personal y energía para someter los materiales al proceso necesario para su reutilización. Esto significa que mediante el reciclaje se reduce de forma verdaderamente significativa la utilización de nuevos materiales, y con ello, la generación de basura “nueva”, sin embargo hay que recordar que al reciclar se gasta mucha energía y se contamina al reprocesar los residuos. 

La mayoría de los materiales que usamos pueden ser reciclados y usados en otras aplicaciones; materiales como el vidrio, pueden reciclarse 40 veces por ejemplo, el plástico se puede reciclar calentándolo hasta que se funda dándole una nueva forma. Es nuestro compromiso reciclar lo mayor posible y disminuir la producción de basura “nueva”. 

Cerrar menú